Historia

Nuestra Institución nace hacia finales del siglo XIX  año 1884  como  Sociedad Liceo de Niñas propiciada por un selecto grupo de prohombres que vieron la necesidad de otorgar a la mujer una buena  educación laica.

Más adelante,  a principios  del siglo XX año 1904, el establecimiento pasará a ser el Liceo Fiscal de Niñas de Concepción, el que se irá desarrollando como un establecimiento científico humanista. Alrededor del año 1910 cuando sus planes de estudio se homologan a los del Liceo de Hombres. Nuestras primeras egresadas en 1915, rinden el bachillerato que las habilita para seguir estudios superiores en la Universidad de Concepción.

Desde allí el Liceo Fiscal seguirá creciendo paralelo a todos los acontecimientos políticos, sociales, culturales que han marcado la historia  del país y que naturalmente han impactado a la educación.

Hacia 1943 el prestigio de nuestro liceo se refleja en el incremento de la matrícula de toda la región y más al sur, que nos vemos en la necesidad de abrir el Internado, que será el segundo hogar de miles de jovencitas de otros lugares y las acogerá durante sus estudios. El Internado estuvo funcionando durante 65 años hasta que el 2008 ya las comunas alejadas van construyendo sus propios  liceos y no se hace necesario viajar fuera de ellas.

También en términos de crecimiento de matrícula, desde 1951 nuestro establecimiento funciona en doble jornada, lo que se mantiene hasta hoy para atender la educación de las 1.200 alumnas de las familias penquistas que buscan para sus hijas la educación inclusiva, integral y de calidad que se desarrolla en nuestro Liceo.

Desde 1981 el establecimiento fue traspasado a la administración Municipal de la ciudad de Concepción, cimentando la calidad educacional que le permitió acoger a las cerca de 3.000 alumnas que pasaron por nuestras aulas entre los 90 del siglo pasado y primera década del siglo XXI ,  hasta que el terremoto del 2010 nos obliga a dejar las queridas aulas por un tiempo, el que dura la reconstrucción, y en el que fuimos fraternalmente acogidos por los establecimientos: Liceo República de Israel, Liceo Andalién, Colegio Bío Bío y también por la Biblioteca Municipal.

Retornamos completamente a nuestra querida casa hacia finales del 2012  en que por el estupendo trabajo de reconstrucción  propiciado por el Ministerio de Educación conservando la arquitectura original, nuestro liceo es reconocido como Patrimonio arquitectónico histórico y cultural que embellece la ciudad de Concepción.